Dosis CBD ¿Cuánto CBD debo tomar?

¿Cuánto CBD debo tomar?

Es una de las preguntas más frecuentes con la que nos encontramos a diario. Y a decir verdad, también una de las más complicadas de responder, porque no existe una medida estándar que valga para todo el mundo.

El CBD cada vez suscita más interés, y no es de extrañar. Muchos estudios científicos demuestran la efectividad de este compuesto del cannabis para múltiples patologías, dolencias o para bajar el ritmo y el estrés diario a través de una solución natural. 

Pero, como era de esperar, junto con este aumento de la popularidad, también surgen nuevas dudas.

En Yamnaya creemos que la mejor manera de dar respuesta es con una información contrastada y transparente de lo que el CBD puede –y lo que no– aportarnos. Por eso, abordamos una de las cuestiones de las que tanto se habla, ¿Cuál es la dosis de CBD recomendable? 

Te adelantamos que no existe una respuesta exacta que sea válida para todo el mundo, por eso hacemos un repaso de los factores que tenemos que tener en cuenta a la hora de usar cualquier producto con extracto de cannabis y cuáles son las principales recomendaciones para que vivas tu propia experiencia personal. Al fin y al cabo, es la única manera de poder descubrir lo que el CBD puede aportarte.

¿De qué formas puedo tomar CBD?

El cannabidiol (CBD) es un compuesto natural que se obtiene de la planta del cannabis. Este se presenta en diferentes modalidades: aceites, flores, vapeadores o cremas. 

Pero, empecemos por el principio, ¿conoces las diferentes opciones que tienes para usar el CBD? Una de sus grandes ventajas es que puedes encontrar todo tipo de formatos adaptados a tu rutina y a tus preferencias. Y cada uno de ellos se puede utilizar de diferente forma.

Estas son las principales maneras de beneficiarse de las propiedades del CBD. Eso sí, ten en cuenta que las normativas y la legislación en función del país cambian en lo que respecta a su uso y consumo. 

Inhalación

Los vaporizadores son una excelente alternativa para disfrutar de un momento Yamnaya y conseguir un efecto rápido del CBD en el organismo. Encontrarás e-liquids de CBD de todos los sabores imaginables. Es una solución cada vez más buscada por fumadores que tratan de dejarlo, ya que además de tener un formato similar, el efecto ansiolítico del CBD ayuda a reducir la ansiedad por la falta de nicotina.

Sublingual

En algunos países como Estados Unidos, donde la legislación va un paso por delante con respecto al consumo del CBD, los expertos recomiendan un uso sublingual para aprovechar todas las propiedades de los aceites de cannabidiol. Unas pocas gotas bajo la lengua al día son más que suficientes para disminuir las molestias, el estrés o combatir el dolor. La concentración de CBD, el resto de ingredientes y la intensidad de la dolencia determinarán, en gran medida, la cantidad. 

Uso Tópico

En España la utilización de productos de CBD está regulada exclusivamente como uso tópico siempre y cuando el producto contenga menos de un 0,2% de THC. Encontrarás una gran variedad de cosméticos, aceites, lociones, bálsamos y cremas para deportistas que podrás utilizar en tu día a día aplicando un pequeño masaje localizado sobre la piel. Los efectos antiinflamatorios y antioxidantes ayudan a disminuir los dolores musculares y a rejuvenecer la piel. Los cosméticos con CBD están a la orden del día y son perfectos para cuidarte a diario.

Comestibles

Esta manera de consumir CBD es todavía una zona gris en gran parte de la Unión Europea. Pero lo cierto es que existen productos como píldoras, gominolas o caramelos con CBD que se pueden adquirir en algunos países y donde su venta no está legislada pero si aceptada para poder optar a las propiedades de este cannabinoide.

¿Qué quiero conseguir con el CBD?

Tal y como confirma la Organización Mundial de la Salud, el uso del cannabidiol puede ser de gran ayuda para un amplio abanico de patologías. Desde el estrés o las agujetas tras una sesión de entrenamiento, hasta problemas de salud como el insomnio, el Alzheimer, la ansiedad, o la enfermedad de Crohn, entre otros muchos. El CBD tiene efectos ansiolíticos, antiinflamatorios, anti-náuseas, antioxidantes y neuroprotectores, por lo que se convierte en un excelente complemento para tratar un gran número de patologías. 

Por eso, saber qué quieres conseguir con el CBD es la pregunta clave que hay que hacerse.

No es cuestión de pedirle un deseo a la planta, pero sí de conocer y ser consciente de los efectos que el CBD produce en tu organismo para ir adaptando la dosis, las cantidades y el formato. En definitiva, es importante conocerse y prestarle atención al cuerpo para, de esa forma, cuidarse e ir ajustando las necesidades de cada uno. 

¿Cuál es la dosis recomendada para mí?

Tal y como se ha comentado anteriormente, no existe una receta mágica que indique cuánto CBD debes utilizar. Lo que sí hay son determinados factores que influyen en el efecto que tendrán en tu organismo. Algunos de estos son:

  • Tu propio cuerpo: ya no solo por el peso, la edad o la constitución (que también), sino porque cada cuerpo es diferente y absorberá el CBD a un ritmo distinto. 
  • Objetivo: no es lo mismo usar el CBD a diario para prevenir futuros problemas que para paliar un dolor crónico o el insomnio. En este segundo caso, la dosis o la concentración deberá ser más elevada.
  • Tipo de producto CBD: hay todo tipo de productos de CBD en diferentes concentraciones y presentaciones. Algunas de ellas, como el vapeo, son más rápidas que otras, como la ingesta.

El CBD es un compuesto natural que no actúa de la misma manera y con la misma intensidad en todas las personas. Desde Yamnaya te recomendamos que si tienes patologías previas y crees que el CBD puede ayudarte, acudas a tu médico y lo consultes con él. Cada vez más el cannabis medicinal se extiende y se le reconocen resultados positivos que ayudan, de manera poco invasiva y sin efectos secundarios, a mejorar una gran variedad de dolencias.

Entonces, ¿con qué cantidad empiezo?

Nuestra recomendación es que empieces poco a poco. Comienza por un par de miligramos, por ejemplo, y valora qué efectos te produce. Elige un formato que te resulte cómodo y con el que encuentres una pequeña pausa en tu día para relajarte y dedicarle toda tu atención. 

Opta en un primer momento por una concentración baja de CBD y ve subiendo la dosis o el porcentaje a medida que vayas probando.

Usar CBD es una experiencia personal que te ayudará a aprender y a reconocer los efectos en tu cuerpo y las mejoras que vas sintiendo. Y no, no existe una respuesta clara a la pregunta cuánto CBD debo tomar, nosotros no podemos contestar a eso, pero tú sí que puedes.


0
0 item
My Cart
Empty Cart