Infusiones de marihuana

Infusiones de marihuana

Desde Yamnaya nos encanta descubrir nuevas formas de utilizar los productos con CBD porque cada formato se adapta a una persona, a una rutina y a un ritmo diferente. Puedes encontrar gotas, vapeadores, cremas y también infusiones. Ahora que llega el invierno las bebidas calientes apetecen más que nunca y una a base de flor de CBD resulta el complemento perfecto tras un día agotador.

infusion-de-marihuana

Las propiedades del CBD en las infusiones de Marihuana

En casa puedes hacer una bebida a base de CBD para disfrutar de un momento Yamnaya diferente. Si ya utilizas el cannabidiol para aliviar alguna patología, para descansar mejor o simplemente porque has tenido un día duro y quieres relajarte, la infusión de marihuana terapéutica es una excelente forma de incorporarlo a tu rutina diaria. 

Sus múltiples usos generan una comunidad cada vez más amplia de adeptos alrededor de sus productos y propiedades, y no es para menos. 
El CBD o cannabidiol es un cannabinoide presente en la planta del cannabis. Múltiples investigaciones han probado sus efectos ansiolíticos1, antiinflamatorios2, anticonvulsivantes3 o analgésicos4 entre otros, en el organismo. Actúa en el sistema nervioso central regulando las principales funciones del cuerpo y se ha demostrado especialmente útil para combatir patologías como el insomnio, las náuseas o la epilepsia. También los deportistas recurren a él con el fin de aliviar las molestias, contracturas y esas famosas agujetas.

¿Qué hay que tener en cuenta?

Si te animas a probar por primera vez estas infusiones como una manera diferente de beneficiarte del CBD, hay algunos aspectos que tienes que tener en cuenta.

Al hablar de las infusiones de marihuana, nos referimos, por supuesto, a las que se preparan con flor de CBD, un producto legal que garantiza una composición con menos del 0,2% de THC y por lo tanto, elimina el riesgo de efectos psicoactivos. 

Encontrarás muchas opciones de flores diferentes, de aromas y concentraciones de cannabidiol. Opta siempre por las variedades que provengan de agricultura ecológica, de marcas referentes y con una información clara y contrastada.

Los efectos de la infusión de marihuana son los mismos que si usas el CBD en otros formatos. Para prepararla con la flor de cannabis, te recomendamos que empieces con una pequeña cantidad (0,5 gramos o menos) y que vayas experimentando las sensaciones poco a poco. Ten en cuenta que al ingerirlo en una bebida, los efectos tardarán más en aparecer que si utilizas un aceite o un vapeador, pero también durarán más. Ante todo paciencia y cierta prudencia para no excederte la primera vez. 

¿Cómo hacer una infusión de marihuana?

Lo mejor de esta alternativa es que lo puedes hacer fácilmente en casa. Con una cacerola y un colador tendrás tu té listo para personalizarlo con lo que más te guste. Te contamos cómo preparar tu infusión para sacarle el máximo provecho a la flor de CBD.

Lo primero que tienes que saber es que los cannabinoides se adhieren a la grasa, por lo que no podrás utilizar solo agua. Tenlo en cuenta a la hora de seleccionar tus ingredientes.

El primer paso es preparar los ingredientes

Elige la bebida que más te guste: como base puedes utilizar la que prefieras, leche de vaca, agua o cualquier bebida vegetal (almendra, avena, soja, etc). 

Una grasa: recuerda que le tienes que añadir un ingrediente graso. Este puede ser mantequilla o aceite de oliva. Otra opción es optar por el de cáñamo, será el complemento perfecto. En caso de que te decantes por la leche de vaca, úsala entera y así puedes prescindir de la grasa.

El toque dulce: esto es completamente optativo y lo dejamos a tu elección. Azúcar, panela, miel, vainilla, canela o lo que se te ocurra para endulzar y aromatizar.

Instrucciones

  1. Pon el agua o la leche a calentar hasta que esté a punto de ebullición. No dejes que hierva del todo para no dañar la flor.
  1. Retírala del fuego y añade la grasa (este paso te lo puedes saltar si usas leche de vaca entera) y las flores de CBD que previamente habrás desmenuzado lo máximo posible (será más fácil un grinder o unas tijeras). 
  1. Ponlo de nuevo a fuego lento y déjala unos 30 minutos removiendo de vez en cuando. Así evitarás que el líquido se evapore y que la flor se pegue en los laterales.
  1. Cuela la mezcla y tendrás todo el poder del CBD en tu infusión.
  1. Añádele lo que más te guste para endulzarla. Nosotros te recomendamos que lo pruebes primero al natural, pero si no te gusta, siempre tienes la posibilidad de añadir una bolsita de té de tu sabor favorito para darle un sabor diferente.

TRUCO: ¿No te gustan las bebidas calientes? Opta por la opción más refrescante. Si lo prefieres frío, una vez hecho, déjalo atemperar y mételo en la nevera, tendrás tu bebida para usar en cualquier momento. Eso sí, no la dejes demasiado tiempo para que no pierda sus propiedades. 

Descubre una nueva manera de obtener todos los beneficios del CBD en una taza. Como ves, el proceso es fácil y sencillo, solo necesitas probarlo y encontrar tu momento para disfrutar de la bebida caliente que te ayudará a sentirte mejor en tu día a día. Recurre a la infusión de marihuana para dormir, para reducir molestias o para relajarte. Pruébala y ve descubriendo tus propios trucos para encontrar esa experiencia única y deliciosa que la hará tan personal.

(1) Nobuo Masataka, noviembre 2019 Anxiolytic Effects of Repeated Cannabidiol Treatment in Teenagers With Social Anxiety Disorders

(2) Huan Gui, Xia Liu, enero 2014, Rheumatology Expresión of cannabinoid receptor 2 and its inhibitory effects on synovial fibroblasts in rheumatoid arthritis 

(3) ANMAT, junio 2017 Cannabinoides y epilepsia

(4) Ethan B Russo, febrero 2008 Cannabinoids in the management of difficult to treat pain


0
0 item
0 Item
Empty Cart