Cómo combatir el insomnio

Cómo combatir el insomnio

5 consejos para bajar el ritmo por la noche y mejorar el sueño

Te vas a la cama y no lo encuentras por ninguna parte. ¿Dónde se habrá metido ese cansancio que llevabas arrastrando todo el día? Vuelta hacia un lado, hacia el otro, cambias el brazo de posición, te levantas a por agua, te tapas y destapas y tu cabeza sigue repasando los detalles de la jornada y las cosas que han quedado por hacer.

¿Te resulta familiar esta situación? La vive más del 20% de la población adulta: es el insomnio.

Duermes poco, mal y tu día a día se resiente. Por eso hoy vamos a tratar el tema de cerca, porque descansar correctamente es uno de los pilares básicos para estar sano y con energía, y no siempre le damos la importancia que deberíamos.

Muchas de las personas que ya forman parte de la comunidad Yamnaya utilizan nuestros productos para mejorar el descanso y combatir el insomnio. Por supuesto que ayuda, pero junto a esto hay también otras cosas que puedes hacer. Por eso te traemos algunos consejos para recuperar la calidad de tu sueño.

Y te adelantamos, el tratamiento para el insomnio más efectivo es cuidar tus hábitos diarios, dedicarte un tiempo para ti durante la tarde y la noche e ir así bajando el ritmo.

Cómo combatir el insomnio con ejercicio

Que debemos añadir el deporte a nuestra rutina diaria lo sabemos de sobra. Pero además, también nos ayuda a descansar por la noche.

La razón principal es que hacer ejercicio genera endorfinas que favorecen la sensación de bienestar. Igualmente, es una excelente manera de despejar la mente, reducir el estrés diario y cansar el cuerpo.

Nuestra recomendación: busca algo que te motive para que no cueste tanto al principio. Por ejemplo, si te da pereza salir a correr o a caminar encuentra un audiolibro o un podcast que te encante, y ahí tienes la motivación.

Eso sí, trata de hacer deporte por la tarde antes de la cena, unas 3 o 4 horas antes de acostarte.

Los estiramientos y posturas de yoga son también una excelente opción para ir a dormir. Aquí puedes ver una pequeña serie que no toma más de 10 minutos y te ayudará a relajarte y a conciliar mejor el sueño.

Cuida la alimentación

“Somos lo que comemos” se suele decir y es que la alimentación es una parte esencial para sentirnos bien y mejorar nuestra salud. Como no podía ser de otra forma, influye en nuestro sueño. Se recomienda cenar pronto y ligero para que el cuerpo trabaje menos haciendo la digestión. Evitar el alcohol, la nicotina o las bebidas estimulantes por la tarde son otros de los consejos básicos para mejorar la calidad del descanso.

Desconecta

Que fácil es decirlo y qué complicado es aplicarlo. Si hasta paseamos con el móvil por casa. Pero la verdad es que las pantallas de los diferentes dispositivos desprenden una luz que activa nuestro cerebro y lo mantiene alerta. Además te quedas conectado a las preocupaciones del día y por lo tanto es más difícil “soltarlas” y descansar.

Prueba a apagar tus dispositivos un par de horas antes de irte a dormir y comprueba como te sienta. Si ves que es demasiado para empezar, puedes ir dando pequeños pasos:

• Quítate las notificaciones del móvil a partir de una hora determinada e intenta ir poco a poco adelantándola.
• Cambia la televisión por música que te relaje.
• Incluye la lectura nocturna.

Convierte el CBD en tu aliado contra el insomnio

Los efectos del CBD en el organismo ayudan a mejorar el sueño gracias a sus propiedades calmantes y relajantes. El estrés y la ansiedad son, al fin y al cabo una de las principales causas de los trastornos del sueño.

Hay diferentes productos a base de CBD que puedes probar. Uno de los más populares son los aceites de CBD, con los que podrás controlar la concentración y la dosis y adaptarla a lo que mejor te siente. Para esos momentos donde no sabes que hacer cuándo tienes insomnio, el extracto de cannabis te ayuda a bajar el ritmo y calmar la mente.

Busca tu propia rutina para combatir el insomnio

Más allá de los consejos genéricos, cada persona es un mundo. Encuentra lo que mejor te funciona. Tal vez te vayan bien los ejercicios que hemos mencionado antes, un baño de agua caliente, un poco de música suave o una buena lectura. El objetivo es buscar una rutina que te dé equilibrio y tranquilidad para ir preparando tu cuerpo para el descanso.

La dificultad a la hora de dormir no debe ser la norma, por mucho que ya estés acostumbrado. Despertarse descansado y despejado después de un sueño reparador es uno de los pequeños grandes placeres, y todos deberíamos poder disfrutarlo.

Ya lo adelantábamos al principio, ¿el mejor remedio para el insomnio? Cuidarse todos los días.


0
0 item
0 Item
Empty Cart