Marihuana medicinal en España

Si digo marihuana, lo primero que viene a la cabeza es estupefaciente, pero ¿y si hablamos de marihuana medicinal? Ahí la percepción empieza a cambiar un poco, aunque la planta sigue siendo la misma.

Al desestigmatizar su uso se abre un gran abanico de posibilidades en el ámbito del cuidado personal, de la medicina y de la industria.

Y es que en España se estima que casi 500.000 personas utilizan la marihuana para paliar el dolor y, de esta manera, poder tener una mejor calidad de vida.

cannabis-legal-españa

La planta de cannabis en los últimos siglos

El cannabis se utiliza desde hace siglos en todo tipo de culturas. Los primeros registros datan de hace más de 6.000 años. Del uso terapéutico ancestral hasta el papel para escribir la constitución estadounidense, el cannabis tiene mucha historia a sus espaldas.

No cabe duda, el debate sobre la legalidad de la marihuana sigue hoy en día más vigente que nunca. Tras décadas asociada a la imagen de “fumao”, ahora se está volviendo a introducir para combatir muchos problemas relacionados con el bienestar y la salud.

El proceso avanza a diferentes velocidades. Países como Estados Unidos, Canadá o Uruguay están muy adelantados en el uso de la marihuana medicinal. En el extremo opuesto están países como Singapur, Turquía o Japón donde el consumo conlleva pena de cárcel.

España se encuentra en un discreto punto intermedio, con un debate político y social abierto y sin una normativa clara con respecto a otros países.

Pero ¿qué es la marihuana?

La marihuana es una de las variedades del cannabis. Esta familia de plantas es la única que produce cannabinoides, que interactúan en nuestro organismo a través del sistema nervioso central, periférico y digestivo.

Los más conocidos y cuyas propiedades en mayor medida se han estudiado, son el CBD (cannabidiol), con demostrados efectos antiinflamatorios y analgésicos y el THC (tetrahidrocannabinol), el componente psicotrópico de la marihuana, el que produce el famoso “colocón”.

El uso de la marihuana medicinal no persigue el cambio de percepción, ni exaltación, ni modificación de los sentidos. Busca beneficiarse de las propiedades antioxidantes, analgésicas, antiinflamatorias, antiepilépticas o antipsicóticas, que se ha demostrado que tiene la planta al interactuar con el organismo.

Cómo consumir la marihuana medicinal

La falta de regulación en España obliga a muchos pacientes a tener que recurrir al mercado negro. Los riesgos son obvios: incertidumbre sobre la calidad y composición de la planta que se compra, las posibles multas y la falta de control en la dosis y el seguimiento médico

Por eso, muchas personas optan por buscar alternativas más reguladas y contrastadas. Los aceites con extracto de cannabis y las flores de CBD son una de estas posibilidades. Gracias a la extracción con CO2 se consigue un producto con niveles de THC muy bajos o inexistentes, siempre por debajo del 0,2% (el máximo permitido legalmente). Así se obtienen todos los beneficios de la planta sin los efectos psicoactivos.

Es una solución legal donde puedes controlar la composición de los diferentes productos y saber qué estás tomando en todo momento.

Usos de la marihuana medicinal

Marihuana medicinal para el dolor

Es uno de los usos más habituales. El dolor crónico afecta a millones de personas en todo el mundo. Múltiples estudios han demostrado los efectos calmantes que tienen los cannabinoides sobre nuestro organismo. Gracias a los buenos resultados, cada vez hay más interés y más literatura científica, aquí o aquí puedes encontrar algunos de los estudios.

El cannabis para tratar los efectos secundarios de la quimioterapia

Muchos pacientes en tratamiento de quimioterapia sufren efectos secundarios graves que les impide mantener su cotidianidad. Falta de apetito, ansiedad, dolor e insomnio; sus testimonios acreditan una mejoría considerable de estos síntomas tras empezar a usar el cannabis medicinal.

Enfermedades Reumáticas

Las enfermedades reumáticas se caracterizan por la cronicidad. Los pacientes tienen que convivir con síntomas como el dolor y la inflamación a diario. El cannabis, gracias a sus propiedades analgésicas y antiinflamatorias, permite aliviar y mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Una de las enfermedades más habituales es la fibromialgia, que afecta al 2% de la población. La planta se ha probado efectiva para reducir el dolor, la ansiedad y el insomnio, algunos de los síntomas habituales. Así lo mencionan en este estudio de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

Estas enfermedades no son las únicas. La asociación madrileña Dosemociones asesora a diario a cientos de personas sobre las propiedades y los usos del cannabis. Párkinson, alzheimer, epilepsia o esclerosis múltiple son algunas de las enfermedades más comunes que buscan alternativas para disminuir la medicación tradicional y la agresividad de sus efectos secundarios.

La investigación es la clave de su potencial

Antes de terminar el artículo, te dejamos con este video.

Es la apertura del último congreso del Observatorio Español de Cannabis Medicinal (OECM), donde trabajan para apoyar la investigación en este ámbito. Tal y como sostienen ante el debate político: “el dolor no puede esperar”.

Hay cada vez más evidencias de sus efectos beneficiosos en los pacientes, pero hay que seguir trabajando e investigando para confirmarlas científicamente. Falta mucho por descubrir de esta planta y queda claro que no es la panacea para todas las dolencias y enfermedades. Pero los resultados hasta el momento y su gran potencial prometen.

El avance de un uso del cannabis responsable debe seguir abriendo barreras y consiguiendo espacio en la medicina. Porque los pacientes son los que realmente importan.

Desde Yamnaya siempre hemos abogado por una información completa y transparente, porque la educación debe ser la base de una nueva forma de entender lo que nos rodea y de aprovechar los beneficios de la naturaleza de manera consciente.


0
0 item
My Cart
Empty Cart