¿Por qué es bueno el aceite de cáñamo para la ansiedad?

Cada vez son más los estudios que respaldan el uso del aceite de cáñamo para tratar la ansiedad. Un trastorno caracterizado por el aumento de la frecuencia cardíaca, respiración agitada y sudoración excesiva. 

El uso de fármacos y de ansiolíticos con propiedades químicas que presentan efectos secundarios, están quedando a un lado para darle paso a lo natural, a productos como el aceite de semillas de cáñamo

Forma parte de la planta de marihuana, sin embargo, gracias a los avances científicos y tecnológicos, se han logrado aislar los diferentes componentes de la planta. 

Separando de esa manera al CBD del THC, con la finalidad de aprovechar las importantes ventajas medicinales del aceite de CBD proveniente del cáñamo. 

Estudios afirman que existe una conexión entre el sistema endocannabinoide de nuestros organismos y los cannabinoides provenientes del CBD de la planta del cannabis

Esta conexión es capaz de disminuir los síntomas de la ansiedad y el estrés, a través de diversos procesos químicos que incluyen a los neurotransmisores relacionados con el control de nuestras emociones.

¿Cómo funciona exactamente el aceite de cáñamo para la ansiedad?

Los síntomas de la ansiedad y el estrés provocan que el cuerpo humano comience a producir grandes cantidades de las hormonas adrenalina y cortisol. Cuando los síntomas se presentan de manera frecuente, la producción de hormonas reguladoras se deteriora, causando un trastorno de ansiedad generalizado.

Los componentes del aceite de cáñamo interactúan de manera directa con los receptores CB1 y CB2 del sistema endocannabinoide. 

Entonces, cuando el aceite de cáñamo es consumido, beneficia la liberación de las hormonas reguladoras de la adrenalina y cortisol, disminuyendo rápidamente los síntomas relacionados con la ansiedad y el estrés

¿Cómo consumir aceite de cáñamo para la ansiedad?

Gracias a los alentadores resultados cada vez más favorables de los tratamientos del aceite de cáñamo para disminuir la ansiedad, es posible encontrarlo en diferentes presentaciones para consumirlo.

Se puede encontrar en forma de gotas de aceite de CBD, se puede inhalar en forma de vapor con un vaporizador electrónico e incluso, es posible beberlo en infusiones.

Independientemente de la forma de consumirlo, los resultados serán iguales, es decir, provocarán una disminución de los niveles de ansiedad. Sin embargo, lo que varía es el tiempo de acción.

Las gotas de aceite de CBD proveniente del cáñamo actúan en un periodo corto de tiempo, mientras que el vapor actúa de manera casi inmediata.

Por otro lado, las infusiones de cannabis medicinal actúan de manera más prolongada.

Dosis para consumir aceite de CBD para la ansiedad

Aún no hay una dosis estándar para las personas que consumen el aceite de cáñamo, ya que, cada organismo es diferente y dependerá de la presentación escogida y el propósito que se tenga.

Sin embargo, si hay recomendaciones y cálculos hechos por expertos para determinar cuál podría ser la dosis ideal. Por cada 5kg que pese una persona, la dosis recomendada es de 1 a 6mg.

Para el consumo en forma de gotas, la manera más recomendable es de 1 a 5 gotas debajo de la lengua durante el transcurso del día.

Si estás comenzando a utilizar el aceite de cáñamo para tratar la ansiedad, debes tener en cuenta que no hay que exagerar. Tu dosis ideal la sabrás a medida que utilices el producto.

Aunque aún queda mucho por investigar, la aceptación por el uso del cannabis medicinal sigue en crecimiento gracias a sus poderosos beneficios y a su raíz natural.

La mala reputación de la planta del cannabis es algo que sin lugar a dudas pronto quedará en el pasado.


0
0 item
My Cart
Empty Cart