FAQS

Preguntas frecuentes

A continuación, os vamos a dejar una serie de respuestas a preguntas frecuentes que se tienen sobre el cannabis y alguno de sus componentes como el CBD o THC. Es importante entender que al tratarse de componentes naturales no siempre tienen los mismos efectos en las personas y que los efectos dependen de muchos factores personales. Nuestro objetivo es informaros de la mejor manera posible con fuentes independientes para que seáis vosotros mismos los que encontréis el mejor formato y dosificación acorde con vuestras características y necesidades.

¿Qué es el CBD y cómo te hace sentir?

Las preguntas más comunes que la gente se hace cuando piensa en el CBD son: “¿Qué es exactamente?” y “¿Cómo te hace sentir?”. Hay mucho rumor sobre sus beneficios para el bienestar y su potencial para tratar tanto las condiciones de salud física como mental. A continuación te vamos a aclarar qué es el CBD y cómo te hace sentir realmente, además de analizar los efectos clave que puede tener.

El cannabidiol (CDB) es un compuesto natural que se encuentra en la flor del cannabis. Según la Organización Mundial de la Salud se trata de una sustancia natural y no adictiva. Varios países han modificado sus controles nacionales para acomodar el CBD como medicamento. Si bien es cierto que múltiples ensayos clínicos vienen probando la eficacia del CBD dentro de tratamientos contra la epilepsia hay otra serie de beneficios terapéuticos ligados al CBD como antiinflamatorio, ansiolítico, analgésico etc.

El CBD está estrechamente relacionado con otro fitocannabinoide medicinalmente activo importante como es el tetrahidrocannabinol o (THC).

El CBD (Cannabidiol) es un compuesto químico extraído de la planta de cannabis y algunas personas tiene el concepto erróneo de que es adictivo o puede “colocarte”. El CBD es la parte no psicoactiva de la planta, lo que significa que, aunque se ha dicho que crea sensaciones de relajación, no hay forma de que tenga un efecto embriagador.

Cuando se extrae de la planta de cannabis y ya no se combina con el THC, se ha constatado que el CBD tiene algunos beneficios para la salud. Sin embargo, el CBD no está regulado actualmente, por lo que es importante comprarlo de una fuente de confianza que pueda proporcionarte toda la información relevante sobre su cultivo, extracción y certificación en laboratorios independientes.

Si bien no te “eleva” ni te provoca sentimientos de euforia extrema, algunos usuarios han comentado que el CBD puede dar una sensación de equilibrio y ofrecer alivio a quienes sufren de dolor físico o mental.

Algunas personas comparan la sensación de consumir CBD con la oleada de endorfinas que se obtiene después de una carrera o una sesión de ejercicio. Dicen que te sientes relajado, concentrado y que tu estado de ánimo mejora.

Esto se debe a que permite que el cuerpo libere cannabinoides – moléculas de “sentirse bien” que el cuerpo produce naturalmente cuando nos sentimos relajados, seguros y felices.

Los efectos calmantes reportados al usar CBD son particularmente importantes porque se han vinculado al potencial tratamiento de los trastornos relacionados con la ansiedad.

Algunos estudios han demostrado que el CBD tiene el potencial de ser usado como tratamiento para múltiples trastornos, incluyendo el trastorno de ansiedad generalizada, el trastorno de pánico, el trastorno de ansiedad social, el trastorno obsesivo-compulsivo y el trastorno de estrés postraumático.

También se sabe que el CBD alivia el dolor físico para que te sientas más cómodo. Los estudios han demostrado que tiene propiedades antiinflamatorias, lo que significa que podría ser beneficioso para aquellos que sufren de condiciones como la artritis.

Otros estudios han sugerido que el CBD posee propiedades antioxidantes y podría, en el futuro, ser probado como un posible tratamiento para el dolor relacionado con el cáncer.

En general, la investigación parece sugerir que el CBD puede hacer que la gente se sienta bien, tanto física como mentalmente. En el futuro, es probable que los científicos continúen investigando su potencial.

También puedes navegar por nuestra completa gama de productos de CBD.

¿Qué es el THC?

El THC (tetrahidrocannabinol) es uno de los muchos cannabinoides que se pueden encontrar en las plantas de cannabis. Se encuentra en grandes cantidades en la marihuana y en cantidades muy mínimas (si es que hay alguna) en las plantas de cáñamo. El THC es responsable de las cualidades psicoactivas de la marihuana o en otras palabras el componente que “coloca”.

El THC interactúa con los receptores de los cannabinoides en tu cerebro y tiene un impacto en tu estado mental. Sobrecarga el sistema endocannabinoide, donde las funciones de tu cuerpo están cuidadosamente equilibradas, lo que crea las sensaciones que comúnmente se describen como “volar”.

Después de ingerir THC, que se hace más comúnmente a través del consumo de marihuana, muchas personas experimentarán una agradable euforia y sensación de relajación. Otros efectos comunes pueden incluir una mayor percepción sensorial, una percepción alterada del tiempo, un aumento del apetito y un incremento de la risa.

Sin embargo, los efectos negativos del THC pueden incluir ansiedad, miedo, desconfianza y pánico debido a la forma en que altera su estado mental. Estos efectos negativos son más comunes cuando una persona no tiene experiencia, usa demasiado o el producto es extremadamente potente.

Por estas razones, los productos derivados del cannabis con un alto nivel de THC (más del 0,2%) son actualmente ilegales en España.

El CBD es otro cannabinoide presente en las plantas de cannabis. Aunque comúnmente se habla de los dos juntos, el CBD es en realidad bastante diferente a su contraparte el THC. La principal diferencia es que, a diferencia del THC, el CBD no tiene un impacto psicoactivo en el cerebro. Sin embargo, se ha reportado que tiene un efecto calmante y relajante.

Tanto el CBD como el THC se encuentran en las plantas de cannabis. Sin embargo, la cantidad de CBD y THC en cada planta o cada extracto variará, proporcionando un impacto diferente en el cerebro y el cuerpo. Algunas personas sugieren que una cantidad mínima de THC presente en los productos del CBD puede ayudar a mejorar su eficacia. Otros sugieren que, para aquellos que utilizan THC para el alivio del dolor, añadir CBD ayudará a reducir los efectos intoxicantes del THC.

Aunque algunos productos de amplio y completo espectro del CBD contienen cantidades muy pequeñas de THC, es posible extraer el CBD solo de una planta de cannabis.

Por lo general, los productos de amplio espectro del CBD (full spectrum) contienen pequeñas cantidades de otros cannabinoides, terpenos y ácidos grasos que están presentes en la planta de cannabis. Sin embargo, también se puede obtener un aislado de CBD (isolated), que extrae sólo el CBD de la planta, sin estos otros compuestos.

Los aislamientos de CBD pueden ser una buena opción para aquellos que no están completamente seguros de la presencia de THC en su CBD. Por ejemplo, si te preocupa que el THC aparezca en una prueba de drogas, el CBD aislado puro puede ser una forma de limitar esas posibilidades.

Todos los productos que se venden en la tienda Yamnaya tienen una cantidad de THC inferior al 0,2% tal y como indica la normativa. Puedes echar un vistazo aquí.

Dosis de aceite de CBD: ¿Cuánto debo usar?

Cuando compras por primera vez el aceite de CBD, una de las cosas que te preguntarás es cuánto debes usar para la dosis correcta. No hay una respuesta exacta a esta pregunta todavía, pero hemos echado un vistazo a algunas recomendaciones y consejos para calcular su dosis.

Como se trata de un producto bastante nuevo en el mercado, todavía no existe una CDR (cantidad diaria recomendada) para el aceite de CBD. Esto es parte de la razón por la que el aceite de CBD y otros productos de CBD aún no son prescritos por los profesionales médicos.

La Organización Mundial de la Salud informa que se ha probado en investigaciones clínicas una amplia gama de dosis para el aceite del  CBD, normalmente entre 100 y 800mg/día. Sin embargo, como se indica en un artículo de la Harvard Review, debemos tener cuidado de usar una dosis estándar en esta etapa, ya que los ingredientes activos no serán regulados en todos los productos de CBD.

Un artículo médico sugiere que, aunque en los estudios clínicos se han tolerado dosis más altas (por ejemplo, 300mg por día- 600mg por día), se ha comprobado que las dosis más bajas (a partir de 25mg por día) siguen teniendo un impacto notable en los participantes.

Por esta razón, recomendamos comenzar con una dosis baja y aumentarla gradualmente, ya que se podrá apreciar cómo te afecta personalmente. No te lances directamente con una dosis realmente grande ya que podrías no necesitarla!

Otra cosa que hay que tener en cuenta es que la dosis correcta de aceite de CBD variará entre los individuos y los productos.

La dosis de aceite de CBD que funcione mejor para ti dependerá de una variedad de factores, incluyendo tu peso y altura. Por eso sugerimos que empieces por el mínimo y que aumentes gradualmente si no sientes ningún efecto.

Otra cosa que afectará la dosis será el contenido de tus productos de CBD. Algunos pueden ser más fuertes que otros, así que es importante que leas la etiqueta cuidadosamente. Los productos de aceite de CBD también pueden contener un cierto nivel de THC, el componente psicoactivo del cannabis, por lo que recomendamos controles la dosis.

De nuevo, esto dependerá totalmente de tus preferencias personales y de por qué estás usando CBD. Lo importante es tener en cuenta la dosis diaria recomendada para que no tomes demasiado o muy poco.

La mayoría de las personas prefieren usar el aceite de CBD al menos una vez al día para asegurarse de que los efectos sean consistentes. Puedes dividir la dosis diaria y usar un poco por la mañana y otro poco por la noche para repartirlo a lo largo del día. Alternativamente, puedes limitarlo a una sola hora del día para que se convierta en parte de tu rutina matutina o vespertina.

Prueba algunas rutinas diferentes al principio y ve cuál funciona mejor para ti!

Las investigaciones actuales sugieren que, si se usa el aceite de CBD con fines medicinales, podría requerirse una cantidad diferente para cada condición específica diferente. Esto es parte de la razón por la que se debe investigar sobre los efectos del CBD en condiciones médicas específicas.

Lo principal que hay que tener en cuenta al calcular la dosis de aceite de CBD es comenzar por el extremo inferior y aumentar gradualmente. Todo se trata de prueba y error y encontrar lo que funciona para ti. A medida que el CBD aumenta en popularidad, la investigación sobre las cantidades de dosis continuará, y en Yamnaya te tendremos informado de todas las novedades.

También puedes consultar nuestra gama de aceites de CBD, que son de diferentes concentraciones.