La OMS confirma las propiedades terapéuticas del CBD

A lo largo de los últimos años, la OMS (Organización Mundial de la Salud) ha estado en el punto de mira de muchos de los actores principales de la industria del CBD y del cannabis, la planta medicinal de la que se extrae. Desde que la sociedad ha ido reconociendo los diferentes derivados del cannabis como productos efectivos contra el malestar, el estrés, el cansancio físico o las lesiones, la presión por parte de los protagonistas de la industria ha ido creciendo, hasta que la OMS ha dado luz verde a su comercialización.

Ha sido un proceso largo, hasta que la OMS, una de las agencias más prestigiosas del mundo, instada a reconocer ante la sociedad que el CBD es una opción real y de calidad para el tratamiento de diversas dolencias, ha examinado los beneficios de esta sustancia natural.

bálsamo-cbd

El CBD, una ayuda en muchos campos

La OMS ha estudiado los diferentes campos en los que el CBD se ha empleado como parte de la terapia. Entre las enfermedades y tratamientos más habituales, podemos afirmar sin miedo a equivocarnos que el uso de este producto natural (CBD), tiene efectos positivos en el tratamiento de:

  • Alzheimer
  • Parkinson
  • Enfermedad de Huntington
  • Esclerosis múltiple
  • Dolor físico
  • Ansiedad
  • Psicosis
  • Enfermedades del corazón
  • Enfermedad de Crohn
  • Complicaciones diabéticas

Fuera del listado

Uno de los últimos pasos que ha dado la Organización Mundial de la Salud ha sido retirar el CBD de la lista de drogas más potentes, donde se encuentran todas aquellas que carecen de valor medicinal y que, además, suponen un riesgo para la salud de sus consumidores (Lista IV). A su exclusión de esta lista le siguió la solicitud de incluir este producto en la Lista I, donde estaría sometida a un control menor (como otras sustancias terapéuticas) y se le reconocería su efecto terapéutico.

Como es lógico, fueron varias las voces autorizadas que veían este punto como un momento clave en el cambio de legislación y regulación del cáñamo. Un hecho que es una realidad y que Francisco Azorín y Héctor Brotons valoraban así: «No le queda opción al Estado [más que regular el uso terapéutico del cánnabis] una vez que la OMS lo ha reconocido».

El uso recreativo, en cuarentena

A pesar de los progresos por parte de la OMS hacia el reconocimiento del CBD como una sustancia para mejorar algunos problemas físicos, de momento el uso recreativo de la marihuana debe esperar. La Organización Mundial de la Salud excluye de la Lista I, en la que actualmente está ubicado el CBD, «todo uso, excepto el que con fines científicos y médicos muy limitados hagan personas debidamente autorizadas en establecimientos médicos o científicos que estén bajo fiscalización directa de sus gobiernos».

El CBD y el deporte

A pesar de que son muchas las industrias que trabajan el cáñamo de una u otra manera, y que todas ellas llevan años pidiendo la regulación de su uso, el deporte es sin duda uno de los sectores que más reclama su normalización.

Son muchos los deportistas y fisioterapeutas que han encontrado en este producto natural una forma de disminuir los dolores, cuidar al deportista y recuperar las lesiones. Un hecho que ha desembocado en su aprobación por parte de las autoridades para los próximos Juegos Olímpicos.

El CBD en Tokio 2020-2021

No sólo la OMS ha dado el visto bueno al uso medicinal del CBD y sus múltiples beneficios, sino que otras instituciones como la Agencia Mundial Antidopaje también han dado luz verde a la normalización del uso del CBD. Ni más ni menos, ha autorizado su uso en las Olimpiadas de Tokio 2020, que, debido a la Covid-19, se celebrarán en 2021.

En este apartado, la USADA ha especificado que se permitirán todas aquellas sustancias que tengan una concentración igual o menor que 0,2 de THC. Hay que recordar que el CBD tiene unas características muy definidas: ni es adictivo ni tiene carácter psicotrópico.

Un medicamento real

En Yamnaya siempre hemos apostado por los beneficios del CBD, del cáñamo y de sus diversos derivados. Eso sí, siempre que el producto haya sido testeado y comprobado y haya pasado todos los procesos legales, tanto de salud como administrativos. Desde que la OMS avaló la seguridad del CBD, ya han sido varios los países que han incorporado, de forma totalmente legislada, fármacos a base de cannabis.

En esta carrera destacan Reino Unido y Brasil, que a lo largo de 2019 y 2020 han ido incorporando fármacos producidos a base de las diferentes sustancias naturales halladas en el cannabis. Tanto la Unión Europea como Estados Unidos están cada vez más ligados a esta industria, una realidad que podemos palpar tanto en las cifras como en el consumo o la legislación.

En Yamnaya siempre están pasando cosas. Suscríbete para estar al tanto de todo sobre el CBD y recibir ofertas exclusivas. Unete al espíritu Yamnaya.